Si buscas solo el sol, me entristeceran tus sombras

La luz que te guía es una ilusión, pero quién soy yo, sino un tonto soberbio, para mostrarte la verdad.

Cierra los ojos y respira. Es todo lo que necesitas.

Buenas noches.

Ver no es vivir

Mi mano no puede sujetar tanta tierra y, sin embargo, en este momento todo es mio

Anuncios

La última milla es tuya

Ta tecnología basada en blockchain lleva a una revolución industrial
Ta tecnología basada en blockchain lleva a una revolución industrial

La última milla es clave en la revolución industrial, comercial y económica global

En lo que llevamos de año hemos podido observar que la tecnología está guiando la revolución en los mercados económicos. Es el motor de los negocios. La razón es bien sencilla: el mundo como lo conocemos se transformará radicalmente en los próximos años. Esto será debido a los nuevos avances que ya se adivinan en campos como la medicina y salud, la demografía y las relaciones humanas, la irrupción de la Inteligencia Artificial o la globalización basada en nuevos modelos económicos de explotación y comercio.

La Industria 4.0 ya está llegando al usuario final, como hemos podido comprobar en el SIL 2018, porque los operadores logísticos se están adaptando a los requerimientos que exigen los nuevos tiempos. La guerra por la eficiencia en la última milla marca los argumentos de venta de las empresas de distribución y logística de tal manera que el usuario final percibe la calidad de un producto o servicio en función de cómo le ha llegado. Esto quiere decir que la revolución tecnológica ya está llegando a su objetivo final: el consumo.

Así, tú serás quien decida finalmente, pero solo en apariencia. La Inteligencia Artificial al servicio de las empresas hace que todo el proceso económico, industrial, comercial y logístico sea invisible. La necesidad será cubierta, antes incluso de que aparezca, por algoritmos increíbles e indescifrables. Por todo ello conviene prepararse para un mundo basado en la tecnología y en las matemáticas. ¡Vayan haciendo números!

¿La tecnología nos vuelve insensibles?

Pixabay PhotoMIX-Company
Pixabay PhotoMIX-Company

Gracias a la tecnología recibimos noticias de diferentes tubos a raudales, pero no podemos tragarnos todo el chorro de información así como así

Dicen que las noticias ya no son lo que eran. ¿Creen que nos hemos vuelto insensibles a la información? Parece que sí. Todo apunta hacia un nuevo paradigma de comunicación en el que el receptor del mensaje es un productor de datos y poco más.

El marketing digital, obsesionado por los datos y las métricas, se ha olvidado de las personas y sólo busca le eficiencia en las conversiones. Las personas producen una inmensidad de datos que son recogidos por algoritmos financiados por multinacionales, centros nacionales de espionaje y startups comercializadoras de pautas de consumo. La tecnología gratuita resulta que no lo es y nuestros datos son petróleo en subastas surrealistas. Mientras tanto, la humanidad accede masivamente a la red, hipnotizada por la novedad, la inmediatez y la aparente sensación de secreto e impunidad. Parece ser que los pecados capitales nos encadenan a internet.

Pues resulta que, además, la red pronto dejará de ser igual para todas las personas. Con ello llegará una nueva división social que distinguirá entre gente poderosa y pobreza tecnológica. El acceso a la información definirá una nueva estructura de poder que deja corta la imaginación de Orwell.

Pero, para nuestra sorpresa, Facebook no sabe guardar los datos, Google pierde credibilidad respecto a la seriedad de sus famosas analíticas, Twitter supera los límites de la violencia verbal y los gobiernos empiezan a romper el oligopolio de la tecnología creando leyes reguladoras… ¿Quiere decir que la burbuja tecnológica va a explotar?

Por si acaso, vigile su dispositivo móvil ya que, gracias a su asistente personal, Vd. será menos persona y mejor productor de datos.